PSICOLOGÍA INFANTO-JUVENIL

 

Unidad de psicología clínica infanto-juvenil

Los problemas emocionales más frecuentes durante la infancia y la adolescencia son la ansiedad y la alteración del estado de ánimo. La ansiedad tiene que considerarse inicialmente como un sentimiento normal en la vida del menor. Esta ansiedad es patológica, cuando surge sin un desencadenante aparente o cuando dificulta el desarrollo y el día a día de los niños y repercute negativamente en su contexto escolar, familiar y en su interacción social con los iguales. Las alteraciones del estado de ánimo son los cambios de humor referidos a sentimientos de tristeza o irritabilidad y un manifiesto desinterés por las actividades anteriormente agradables

En los niños más pequeños suelen presentar más síntomas de ansiedad, quejas somáticas, pataletas y problemas de conducta. Los niños más grandes presentan sentimientos de culpa e infelicidad y una baja autoestima. Los adolescentes suelen presentar más problemas de hambre y de sueño, ideación o intentos de autolesión, así como una mayor repercusión en su vida social y familiar.

UNIDAD DE TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

A todos nos gusta vernos bien y tener cura de nuestra imagen. Pero cuando acontece una obsesión y la mayoría de cosas que hacemos y dejamos de hacer están centradas en el peso, la imagen y la comida, y esto no nos deja disfrutar como antes de las salidas con amigos, de las fiestas, o dejamos de rendir como lo hacíamos al trabajo, a la escuela, con la familia, … entonces estamos ante un Trastorno de la Conducta Alimentaria. No en todos los casos hay un peso bajo, algunos trastornos de la conducta alimentaria provocan sobrepeso e incluso obesidad: anorexia, bulimia, afartaments, ingesta compulsiva, …

PIDE CITA